La mayoría de personas entienden a sus felinos de manera parcial aunque los aman con locura. Es una cuestión de entender que tenemos un lenguaje completamente diferente y que los gatos, en ocasiones, pueden hacer cosas que nos hacen sentir confusos. Es por eso que la manera en la que te muerde tu gato puede variar.

Sin embargo, no te preocupes porque el lenguaje gatuno es sencillo de aprender y luego te sirve para cualquier cuestión que suceda en el día a día. Es una llave que abre una puerta maravillosa y que todos debemos obtener.

¿Qué razonamiento hay detrás de esta acción?

¡Cada felino es un mundo! Algunos disfrutan cuando los acaricias, otros prefieren los justo y hay otros que solo quieren que les acaricies cuando ellos inician. Es por eso que vamos a introducir las 4 maneras en las que te muerde tu gato en el día a día.

Tu gato te muerde cuando lo acaricias

Hay dos formas de interpretar la mordida de un gato cuando le estamos acariciando: quiere jugar o quiere que pares. La principal manera de identificar una y otra sería por su presión junto con su postura corporal.

Si ves que está relajado y comienza a jugar con tus dedos, puede querer jugar, pero si te muerde un poco más fuerte y no juega con tu mano, es porque quiere que pares. Los felinos siempre nos avisan de lo que desean o no desean. Las orejas, cuando comienzan a presentarse aplastadas, quieren decir que no están de buen humor.

Quiere simplemente jugar

Los felinos, en ocasiones, no controlan su fuerza y es por eso que te muerden cuando juegan llegando a poder hacer daño. Lo ideal es educarlos desde cachorros para que no utilicen tus manos como juguete, pero si no lo has educado, verá tu mano como cualquier otro objeto que araña y muerde.

Si no te gusta que te arañe porque te hace daño, consulta con tu veterinario cómo educarlo (nunca debes regalarlo) para que ni arañe ni muerda tus articulaciones. Dicho esto, los gatos, en muchas ocasiones, muerden para jugar porque te tratan como si fueras otro gato y es su manera de hacerlo.

Tu gato te muerde suavemente

Esta es la manera más común de que tu gato te muerda y es una forma de transmitirnos afecto. Los felinos, en ocasiones, mordisquean de manera suave para captar nuestra atención y decirnos “Te quiero“.

No hay por qué rechazar esta manera de comunicación sino que debemos abrazarla siempre y cuando no nos cause dolor. En esos casos, puede ser que el felino no sepa controlar su fuerza y hay que educarlo.

Tu gato te muerde fuerte

Si te muerde tu gato de forma fuerte es porque se siente amenazado, asustado o en peligro. No hay otra razón por la que un gato mordería fuerte si no es porque quiere que te alejes y que lo dejes en paz.

Los felinos, en muchas ocasiones, nos están mostrando que no quieren tener contacto con nosotros en un momento concreto y solemos obviar las señas. Lo que suele ocurrir es que recibimos a posteriori mordiscos no deseados o arañazos. Si observas en tu gato maullidos graves, pelo erizado, orejas aplastadas, bufidos, siseos o el cuerpo retraído.

Todas estas son señales de que tu gato no se siente en el mejor de sus momentos y que algo le ha hecho alterarse. Lo mejor es que lo dejes solo un tiempo hasta que se le pase y en caso de que mantenga la conducta, consultar con tu veterinario.

¿Conocías estas 4 maneras en las que te muerde tu gato? Déjanos un comentario para que podamos leerte y si te ha gustado no dudes en compartir el artículo utilizando los iconos de redes sociales inferiores ⬇🐱💚