Se acerca el puente de la Constitución y suele ser el momento idóneo para comenzar a decorar la casa. Al fin y al cabo, los días pasan volando y en nada llega la Navidad. Como suele ocurrir, el protagonista de estos días suele ser el árbol de Navidad que se comienza a decorar con todo tipo de adornos. Sin embargo, también suele ser lo primero que cae en las garras del gato.

Es por eso que te vamos a informar de cuál puede ser la mejor manera de conseguir que el árbol se mantenga en pie.

¿Por qué los gatos derriban el árbol?

25 batallas gato contra árbol de Navidad. ¿Quién ganará? - Medidas anti-gato

La intención de tu gato no es la de derribar el árbol o estropearlo. Lo que pasa es que los felinos siempre han sido muy curiosos y territoriales. Cuando algo nuevo a parece en la casa, tienen que inspeccionarlo y es por eso que comienzan a mirarlo, dar vueltas, entrar por la ramas etc.

Es parte de su instinto; aprenden mediante el juego y mediante la caza. Además, por si fuera poco, no solo es un objeto nuevo sino que tiene todo tipo de objetos nuevos que brillan, se mueven si los tocas y eso les fascina.

¿Qué se puede hacer para que no lo derriben?

Consejos para que el árbol de Navidad sobreviva a tu gato | El Diario  Montañes

Como todo, los gatos tienen que habituarse a las nuevas cosas de poco a poco. Por lo tanto, una de las maneras que puede funcionar es dejar primero la base para que la inspeccione. Luego puedes colocar la siguiente parte para que la siga inspeccionando y así con cada parte del árbol.

En este caso, lo mejor es comenzar a montar el árbol mucho antes de lo previsto para que puedas hacerlo poco a poco y garantizar que a tu gato le de tiempo a conocerlo bien. Sin embargo, esta opción no suele funcionar porque los adornos acaban llamando la atención del gato y tiende a subirse.

¿Cuál es la opción más eficaz que se conoce?

Puedes encontrar al gato escondido en este árbol de Navidad?

La clave es la misma que cuando utilizas el limón para que no se acerque al sofá nuevo de casa y comience a utilizar el rascador. La clave de que un gato no se acerque al árbol de Navidad es ir colocando cáscaras de limón, mandarina o naranja en el árbol. Esto hará que se comience a desprender un olor que para nosotros no es molesto, pero para los gatos sí.

Esto hará que decida irse a otras zonas de la casa en vez de decidir subir el árbol. Obviamente, puede haber gatos más cabezotas que otros, pero esta técnica suele funcionar porque a los gatos no les gustan nada los olores de cítricos.

¿Eso no resulta estresante para el gato?

Gatos en Navidad: qué debes saber para evitar peligros | zooplus

Resultaría estresante si pones el zumo (jugo) de un cítrico o su cáscara por toda la casa porque no podrían estar por ningún objeto sin tener que oler el cítrico. Sin embargo, si es solo es un objeto o dos concretos de la casa, no se va a estresar porque tiene otros lugares a los que puede subirse y echarse.

Además, puedes jugar con ellos para que salten y cacen. De esta manera, no sentirán que se están perdiendo gran cosa por no poder tirar las decoraciones del árbol.

¿Conocías este truco para que no derriben el árbol de Navidad? Déjanos un comentario para que podamos leerte 🙂