Hemos puesto Alzheimer en el titular porque facilita mucho la comprensión, pero ahora lo vamos a matizar y es que los gatos no sufren exactamente de esta enfermedad como los humanos sino que tiene otro nombre que es el Síndrome de la Disfunción Cognitiva (SDC). También se la conoce como demencia.

Es cierto que los gatos con el avance de la medicina veterinaria ahora viven muchos más años, pero desgraciadamente, siguen sufriendo ciertas enfermedades llegada la vejez y esta es una de ellas.

¿A qué afecta el SDC?

【Cómo alimentar un gato anciano】

Aunque no es lo mismo que el Alzheimer sí que sigue siendo igual de grave y hay que tenerlo muy en cuenta. Esta enfermedad afecta a las funciones cognitivas del felinos por lo que nota una degeneración debido a la edad en la percepción, en la consciencia, en el aprendizaje y en la memoria.

Digamos que llegada la vejez se han deteriorado tanto que esas funciones dejan de ser tan efectivas.

¿Qué síntomas puede tener un gato con SDC?

Un gato que tiene SDC puede tener muchos síntomas, pero los siguientes son los más comunes:

Comienza a orientarse mal

Cuidados de gatos ancianos

Cuando un felino comienza a tener demencia (SDC) el sentido de la orientación se ha desgastando tanto que comienza a tener confusiones en lugares o situaciones donde antes se manejaba con soltura.

Se percibe con facilidad porque los gatos tienen un sentido muy bueno de la orientación y de la agilidad. Un gato que comienza a tener problemas de orientación destaca mucho precisamente por esa falta de agilidad tanto física como mental.

Es posible que encuentres a tu gato perdido en medio del pasillo o puede quedarse pensativo en algún lugar de la casa, por ejemplo.

Las energías escasean

Gato anciano: las tres etapas de la vejez y que esperar ...

Uno de los aspectos más conocidos es el de la energía que cuando sufren demencia parece haber desaparecido. En la vejez, las energías ya no sobran como en la juventud y tienen que guardarse para cosas esenciales. Este cambio ocurre, por lo general, en todos los gatos que son ancianos, pero los que sufren SDC lo tienen aún más marcado.

Un gato con demencia ya no tiene esa curiosidad característica ni tampoco las ganas de investigar el mundo o de jugar. Parece que ya nada le atrae de lo que le rodea y solo quiere estar tranquilo. Incluso no presta tanta atención a los sonidos de su alrededor o su higiene empieza a ser menos eficiente.

Ya no tiene mucha actitud para tener vida social

El gato más anciano del mundo tiene 121 años y es una ...

Los gatos, aunque tienen mayor sentido de la independencia, también disfrutan de las interacciones sociales. Sin embargo, un gato con demencia ya no tendrá paciencia ni la actitud idónea para interactuar con otros individuos.

Esto quiere decir que le costará disfrutar de las caricias o incluso prefiere que no nos acerquemos mucho. Aunque pueda ser algo que nos cueste, hemos de entender que un gato con SDC percibe las situaciones de manera diferente e incluso puede desarrollar conductas irascibles si no le damos el espacio que necesita.

Cambian el ciclo del sueño

¿Cómo cuidar un gato anciano? Cuidados que necesita un ...

Es cierto que hay gatos que hacen “fiestas nocturnas” y que comienzan a danzar por toda la casa. Sin embargo, cuando los gatos son jóvenes, tienen la capacidad de adaptarse también al horario de sueño nocturno de los humanos.

En el caso de los gatos con demencia, comienzan a cambiar el ritmo de sueño que tenían (nocturno) para levantarse a las tantas de la madrugada. Pueden llegar a maullar o a dar vueltas por toda la casa, pero de una manera menos intensa que la de los gatos jóvenes.

Simplemente se despertarán y caminarán, como si un anciano se levanta por la noche sin saber muy bien por qué y comienza a llamarte. Son actitudes ilógicas que comienzan a desarrollarse con la demencia.

El humor ya no es el mismo

El gato anciano pierde peso pero come: todas las razones ...

Esto tiene relación con el punto anterior y es que si el gato ya no duerme tan bien como antes, el humor también se va a ver afectado hacia lo negativo. Esto también pasa a los humanos y es que al dormir peor tenemos peor ánimo.

Esto hace que se desarrollen conductas irascibles ya que aumentan sus niveles de ansiedad.

Ya no apuntan tan bien en el arenero

El gato anciano pierde peso pero come: todas las razones ...

Teniendo en cuenta que un gato con demencia ya no tiene unos sentidos tan eficientes, tampoco podemos esperar que tenga buena coordinación lo que hace que pueda hacer sus necesidades fuera del arenero. También puede ocurrir que las haga en otra zona de la casa porque no recuerda dónde estaba el arenero.

Fallos en la memoria

Gato anciano: las tres etapas de la vejez y que esperar ...

Si sientes que tu gato hace cosas extrañas que antes no hacía, es posible que se deba a la demencia. Un gato que ha sido entrenado para hacer ciertas cosas puede olvidarlas y desentrenarse.

Si ves que hay una rebeldía extraña mezclada con dejadez, puede deberse a esto.

¿Conocías estos 7 síntomas del SDC? Déjanos un comentario para que podamos leerte 🙂