Si algo nos ha enseñado la Historia es lo fascinante que era el Antiguo Egipcio. Una civilización que ya 3 mil años a.C. tenía una sociedad formaba y estructurada que avanzaba hacia una mayor proliferación de su cultura y mayor desarrollo.

Los antiguos egipcios eran una sociedad avanzada y aprovechaban los recursos que tenían a su alcance para sobrevivir de la mejor manera posible. Los gatos, eran y siguen siendo, unos felinos muy efectivos a la hora de cazar roedores y es por eso que los egipcios comienzan una relación beneficiosa con los gatos.

Ellos los cuidaban como reyes y los gatos mantenían a los roedores controlados, que ya sabemos que son animales que portan muchas enfermedades. Tener una plaga no sería nada óptimo para el Antiguo Egipto.

Todo este proceso de ayuda mutua hizo que los antiguos egipcios llegaran a adorar a los gatos como a dioses. No es de extrañar que Bastet, una de las diosas más famosas del Antiguo Egipto, tuviese cabeza de gato.

¿Por qué los gatos eran tan adorados por los pobladores del Antiguo Egipto?

Esta es la razón esencial por la que los antiguos egipcios adoraban a los gatos

Además de controlar las plagas, que fue por lo que establecieron una relación de convivencia (los gatos y los egipcios), se encontró en Saqqara una tumba de 4.500 años de antigüedad donde se habían momificado a docenas de gatos.

Estas tumbas, estaban acompañadas por estatuas de gatos que eran algo necesario para que el felino pudiera viajar al más allá y volver a la tierra en forma de espíritu sin perderse.

Eso quiere decir que los egipcios tenían una alta estima por estos animales y los consideraban sagrados porque ese tipo de enterramientos no se producían ni si quiera con todas las personas de la sociedad egipcia sino con los que tenían una buena economía como para permitírselo.

Toda esta afinidad entre egipcios y gatos ya estaba documentada gracias a la escritura jeroglífica en las paredes de los templos donde quedaba constancia que los egipcios habían llegado a tener también perros de compañía (como hoy en día) e incluso zoológicos privados.

¿De qué fecha data el primero documento que registra la presencia de gatos en el Antiguo Egipto?

Esta es la razón esencial por la que los antiguos egipcios adoraban a los gatos

Los primeros registros que se descubren gracias a los arqueólogos en el Antiguo Egipto son unos que pertenecen al período predinástico. Estamos hablando de hace casi 5 mil años y es en esos momentos cuando los gatos comienzan a formar parte de la vida de los egipcios por una cuestión práctica.

Los gatos protegían las cosechas de los roedores y los egipcios aprendieron a darles a los gatos un hogar con el que tener ciertas necesidades de protección cubiertas. Mantener los graneros sin roedores y los campos era una cuestión sagrada para los pobladores porque al fin y al cabo, era lo que daba sustento a la población.

¿Los gatos podían cumplir otros roles además de cazar roedores?

Esta es la razón esencial por la que los antiguos egipcios adoraban a los gatos

Así es, los felinos no solo cazaban roedores sino que con el tiempo comenzaron a ser ayudantes en la caza de aves y posteriormente, comenzaron a cumplir el rol de mascota del hogar. Al final, todo iba de la mano.

Incluso se han llegado a encontrar gatos enterrados con humanos aunque no se sabe con certeza qué relación se establecía entre ambos. Puede ser por una cuestión de vínculo emocional o quizá por una cuestión religiosa.

8 curiosidades que no conocías de los gatos

No era extraño encontrar ofrendas en los enterramientos por lo que ya veían a los felinos como animales que podían disfrutar de una vida en el más allá.

¿Cuándo comienza a estar más generalizado el enterramiento de gatos?

Esta es la razón esencial por la que los antiguos egipcios adoraban a los gatos

Es a partir del años 1000 a.C. cuando los cementerios comienzan a tener mayor enterramiento de gatos que eran momificados como cualquier humano. Parte de esta información la conocemos mediante los antiguos romanos que habían descrito cómo los egipcios viajan incluso durante largas distancias para enterrar a su gato fallecido.

Teniendo en cuenta la gran estima que se tenía hacia estas criaturas, no era de extrañar que el asesinato de un gato pudiera conllevar castigos y ser delito capital.

Los egipcios atribuyeron a los gatos características divinas

Esta es la razón esencial por la que los antiguos egipcios adoraban a los gatos

No es de extrañar que con el paso del tiempo, los gatos fueran sagrados. Hay que tener en cuenta que las cosechas eran fundamentales para la civilización egipcia y los gatos eran sinónimo de prosperidad.

Comenzaron a darles otros atributos como la gracia, el sigilo y la visión nocturna. Todo ello magnificado hasta el punto de considerarlos seres sobrenaturales por lo que se convertía en un honor cuidarlos.

Los gatos, que siempre han estado en busca del sol, fueron relacionados con Ra, dios del Sol y también con diosas como Bastet que comenzó siendo como una pantera, pero se terminó representando como un gato doméstico en ciertos momentos.

¿Conocías toda esta información sobre los gatos y el Antiguo Egipto? Déjanos un comentario para que podamos leerte y si te ha gustado no dudes en compartir el artículo utilizando los iconos de redes sociales inferiores ⬇🐱💚