No logramos recordar cuándo, pero mediante las películas y las series, se ha transmitido mucho la imagen de los gatos que beben leche. Sin embargo, las películas no han investigado mucho para saber qué puede tomar una gato. Parece que aplicamos todo lo que el ser humano hace al resto de animales y no es lo correcto. Un gato no puede beber leche de vaca y a continuación te explicamos el porqué.

Un gato no puede beber leche de vaca porque desarrolla intolerancia a la lactosa

 

Los gatos cuando son cachorros deben tomar la leche de su madre y no cualquier otro tipo de leche que encontremos. Esto es importante para su desarrollo durante las tres primeras semanas de vida.

Hay que entender que la leche de vaca no la puede ingerir cualquier animal y, normalmente, cada animal ingiere la leche de su especie. Para que el organismo de un ser vivo pueda digerir la leche tiene que tener unas enzimas que se encuentran en el sistema digestivo. La cuestión es que los gatos no las tienen.

Se llama concretamente enzima lactasa y tiene el funcionamiento de “romper” la lactosa que se encuentra en la leche de vaca en dos azúcares: la glucosa y la galactosa. Los seres humanos las tenemos (salvo aquellos que tienen intolerancia a la lactosa) y es por eso que podemos tomarla.

¿Por qué los gatos no pueden hacer este proceso?

Los gatos pasan las tres primeras semanas tomando la leche que les proporciona la madre. Después de esas primeras semanas, son destetados y comienzan a tener un descenso en el número de enzimas de lactasa.

En algunos casos, incluso pueden llegar a desaparecer por completo. Esta es la razón por la que un gato no puede beber leche de vaca ya que son intolerantes a la lactosa.

¿Por qué los seres humanos damos leche de vaca a los gatos?

Los seres humanos tenemos la extraña manía de pensar que somos el ombligo del mundo y, por lo tanto, aplicamos todo lo que nos gusta o nos sienta bien al resto. Sentimos que si funciona con nosotros debe funcionar con los demás y es algo que no solo ocurre en este aspecto sino en mucho otros.

Tendemos a no informarnos de las cosas antes de hacerlas y luego tenemos tendencia a cometer errores. Además, nos gusta muy poco que nos digan lo que hay que hacer o lo que es mejor porque creemos que tenemos la verdad en nuestras manos.

Nos es que todos los seres humanos sean así, por supuesto, pero si que hay una tendencia a este comportamiento. Debemos saber que no somos el referente para otros animales y que cada uno tiene su propio organismo con sus propias particularidades. Es posible que algún animal se parezca a nosotros en algunas cuestiones, pero no hay que convertirlo en la norma.

¿Conocías por qué un gato no puede beber leche de vaca? Déjanos un comentario para que podamos leerte y si te ha gustado no dudes en compartir el artículo utilizando los iconos de redes sociales inferiores ⬇🐱💚