Hay que conocer la manera correcta para que tu gato acepte tus caricias y es por eso que necesitamos conocer el procedimiento. Quizá no se esté haciendo de la manera adecuada. Los gatos son animales muy especiales y debes conocer su lenguaje corporal para poder entender qué es lo que les gusta. Muchas personas se empeñan en darle besos cuando en realidad, no entienden el gesto.

Por lo tanto, si quieres que tu gato entienda que le quieres dar mimos tienes que hacerlo a su manera y es por eso que te vamos a enseñar por qué tu gato no quiere que le acaricies y cómo puedes conseguirlo.

No siempre un gato quiere caricias

La manera correcta para que tu gato acepte tus caricias

Es cierto que hay gatos que se saltan totalmente los estándares gatunos y quieren todo el tiempo mimos. Sin embargo, no es lo usual y es que los felinos son animales independientes. Ahora bien, ser así no quiere decir que no quieran amor. Simplemente lo quieren en dosis más pequeñas y cuando les apetezca de verdad.

El primero problema que se establece entre un humano y un gato es a nivel de comunicación. Los felinos no pueden ponerse en nuestra piel porque no tiene lógica alguna. No tienen la capacidad de razonar y entender el comportamiento humano.

No obstante, nosotros sí podemos y es por eso que debemos dar el paso hacia el entendimiento. Esto quiere decir que tienes que dejar de darle besos a tu gato porque incluso los pueden interpretar como una agresión.

Sabemos que suena “extremista”, pero es la verdad. Tu gato no entiende lo que es un beso y ni si quiera puede intentar entenderlo. Es mucho mejor que imites el comportamiento gatuno y comiences a rozar tu cabeza con la suya a modo de “beso”. Eso sí que lo entenderá.

Debes conocer cuándo te están diciendo que sí quieren caricias

La manera correcta para que tu gato acepte tus caricias

En muchos casos, vamos con toda nuestra buena fe a darle unas caricias al gato, pero resulta que rehúye. ¿Por qué ocurre esto? Lo primero que debemos hacer es darnos cuenta de las señales que está emitiendo el gato diciéndonos que no quiere ahora caricias.

Es esencial que ambos quieran dar y recibir caricias. Como se suele decir: es cosa de dos. En ocasiones tu gato no querrá caricias porque no está de humor, porque no le gusta la zona donde le estás acariciando etc.

Por lo tanto, si ves que se encuentra tenso, que no ronronea o que hace amagos de irse, es mejor no seguir intentándolo. Se suele recomendar empezar a acariciar al felino por la cabeza suavemente y luego ya pasar a la zona del costado para que sea progresivo.

¿Cómo se sabe si un gato quiere caricias?

La manera correcta para que tu gato acepte tus caricias

¿Nunca te ha pasado que acercas tu mano al felino y parece que se inclina hacia la mano? Ese es un indicativo de que quiere ser acariciado. También cuando deja el lomo al descubierto, comienza a ronronear o comienza a cerrar los ojos. Todos son síntomas de que se siente cómodo.

Para que tu gato acepte las caricias tienes que saber dónde las quiere recibir

Cada gato es un mundo. Los hay que están dispuestos a todo y los hay que solo aceptan mimos bajo criterios muy fijos. Lo más importante es conocer a tu gato y saber dónde le suele gustar que le acaricien.

Las zonas más comunes son las mejillas, la frente y el lomo. Sin embargo, a tu gato también le pueden gustar otras zonas. La manera de saber si le gusta o no es siguiendo las señales del punto anterior: ojos cerrados, ronroneo, inclinación hacia tu mano o dejar la zona al descubierto.

¿Qué señales claras emite el gato cuando no disfruta?

Si aún no tienes claro que tu gato disfrute las caricias o no, es bueno fijarse en las siguientes señales:

  • Comienza a mover la cola de un lado a otro de manera muy abrupta.
  • Tiene las orejas hacia atrás.
  • Comienza a fruncir el ceño y mueve la cabeza como evitando tu mano.
  • Directamente se levanta y se va.

Si no prestamos atención a estas señales e insistimos con las caricias, el felino comenzará a dar indicios más claros de que no le apetece como por ejemplo un bufido, un manotazo de advertencia o incluso un pequeño arañazo. Eso depende del gato, como todo.

¿Conocías estas información para que tu gato acepte tus caricias? Déjanos un comentario para que podamos leerte y si te ha gustado no dudes en compartirlo utilizando los iconos inferiores de redes sociales ⬇🐱💚