Los gatos son un tanto misteriosos y es que hay ciertas razones por las que no soportan el agua, pero curiosamente observamos en los documentales cómo las leonas y leones se meten al agua sin problema. Los mismo ocurre con los tigres y otros felinos. 

Entonces, ¿por qué los gatos no quieren que su pelaje se moje? La principal razón siempre ha sido que ya tienen una limpieza lo suficientemente buena como para no necesitar el agua. Sin embargo, ¿eso es todo? Parece que aquí hay gato encerrado.

¡Y vamos a explicar todo lo que sabemos sobre este tema tan misterioso!

Pongamos un poco de historia en este misterio

Dr. BioBlogo on Twitter: "1) Hace unos 10.000 años, el gato salvaje  africano (/ Felis silvestris lybica /) empieza a asociarse con los humanos  en Oriente Medio (¿Chipre?). <a> <b> Lo que

Parece que el miedo de los gatos hacia el agua es más una cuestión de instinto. Estos animales escogieron acompañar al ser humano hace alrededor de 9.500 años. Vivían por la zona de Oriente Medio por lo que estaban expuestos a altas temperaturas y muy poca agua.

Esto quiere decir que son animales acostumbrados a estar en entornos áridos y no terminan de estar a gusto si hay mucha presencia de agua. Sin embargo, parece que algunos están evolucionando a los nuevos ambientes y no tienen problema en sumergirse.

Su sistema respiratorio tiene algo que ver

Cómo afecta el sol a los gatos? – Hospital Veterinario Asturias

Si algo se conoce de los gatos es su capacidad para prevenir daños. Son animales muy cautelosos que no quieren arriesgarse a sufrir daños por lo que analizan las diferentes situaciones a las que se enfrentan. 

Una de estas situaciones peligrosas es el agua. Hay que tener en cuenta que los gatos tienen una temperatura corporal que ronda los 39 grados (un poco superior a la de los seres humanos) y eso hace que el agua les resulte congelada.

¿Qué ocurre si tienes mucho frío? Tienes mayores probabilidades de enfermarte y desarrollar problemas en el sistema respiratorio que además lo tienen muy frágil. Esto hace que el agua sea sinónimo de peligro y prefieran evitarla sobre su pelaje.

No es bueno para mantener su olor

Mi gato se lame mucho | Purina ONE®

El olor es un factor fundamental en el mundo gatuno ya que les sirve para identificarse y socializar. Ellos mismos se limpian por lo que no tienen que acudir al agua para tener buena higiene.

No obstante, el no querer exponerse al agua va más allá y es que ésta les produce sequedad en la piel lo que hace que sus feromonas disminuyan y tenga repercusiones en su mundo social.

Las feromonas son fundamentales y es por eso que puedes encontrar a tu gato rozándose con todo lo que ve por la casa con su cabeza. Es ahí (detrás de las orejas y en las mejillas) donde se encuentran las glándulas que las están segregando. 

¿Debemos exponerlos al agua entonces?

Al agua, gatos | Animales y CIA | EL PAÍS

No se debe exponer a un gato al agua a menos que sea necesario. Es decir, si tu gato se ha revolcado por el barro, eso no lo va a poder limpiar su lengua por mucho que él quiera así que tocará baño o podrás limpiarlo con un paño húmedo.

Sin embargo, si tienes a tu gato en un piso (departamento) y no se va a ensuciar con barro o algo similar, lo mejor es dejar que se limpie él solo como ha hecho siempre.

El agua solo tiene que ser un recurso de última instancia por cuestiones que no se puedan arreglar con un buen lametón.

¿Cómo se limpian entonces en las zonas a las que no llegan?

Mi gato me lame, ¿por qué lo hace?

Esta es una muy buena pregunta. Es cierto que los gatos se limpian solos, pero también es cierto que la manada les aporta los beneficios del lavado colectivo. Los gatos durante el día se acicalan los unos a los otros para limpiar las partes a las que no llegan por sí mismos.

Lo ideal es tener entonces al menos un par de gatos para que se limpien el uno al otro. Sin embargo, esto no siempre es posible ya que en ocasiones solo se puede tener un gato y en otras ocasiones ni si quiera se llevan bien como para acicalarse.

En ese momento, entonces puede ser recomendable limpiar a tu gato, pero muy de vez en cuando. Es más, resulta menos traumático si lo limpias con una toalla húmeda con suavidad ya que así su piel no se verá afectada y solo se limpiará la parte superficial del pelo. 

Ante cualquier posible duda, lo mejor es consultar a tu veterinario ya que conoce la salud específica de tu gato.

¿Conocías esta información sobre el agua y los gatos? Déjanos un comentario para que te podamos leer 🙂