De verdad que hay todo tipo de historias apasionantes alrededor del mundo. En este artículo de hoy traemos la historia de un gato negro que llevaba unos pocos días rondando la ciudad de Fort Plain.

Una buena alma lo vio y decidió llevarlo a un refugio de animales que había por el lugar. Esto fue esencial ya que permitió que encontrasen el microchip que llevaba encima además de que lo pudieron limpiar.

El gato que estaba a 300 kilómetros de su casa

Puede ser una imagen de gato y texto que dice "MC PET o TAXI"

Al momento de revisar el microchip, se dan cuenta de que ese gatito vivía a 300 kilómetros de distancia. Lo que no entendieron fue cómo llegó el felino desde Pensilvania hasta el estado de Nueva York. ¿Quizá se subió en algún vehículo? ¿Quizá caminó todos los días sin rumbo?

La cuestión es que los responsables del refugio se pusieron inmediatamente en contacto con los dueños de Dex. No tenían palabras para describir lo contentos que estaban de recibir esa llamada. Después de 3 meses sin saber nada de él, empezaban a creer que no lo verían de nuevo.

Las imágenes de Dex y su familia

Puede ser una imagen de 2 personas, interior y texto que dice "SNDDO MCSPCA omery SPCA County 518-84 -8050 .mc-spca.org 小"
Dex y su familia

A todos nos gusta un buen final y es por eso que tenemos las imágenes de Dex y su familia juntos. Además, quisieron comentar la importancia que tiene para la vida de un gato que lleve microchip.

Este permite hacer su identificación para poder devolverlos a su hogar incluso cuando parece que ya no habrá solución.

¡Estamos todos contentísimos por Dex y su familia! No es de extrañar que Facebook se haya llenado de comentarios positivos hacia el señor que recogió a Dex y lo llevó al refugio. ¡Le has salvado la vida!

Destruyamos el falso mito de los gatos negros

black cat on brown textile

Este tipo de noticias no solo ayudan a concienciar sobre la importancia de sus cuidados y de las buenas personas que hay en el mundo sino que también nos recuerdan algo importantísimo.

¡Los gatos negros no dan mala suerte! Dex viajó 300 kilómetros sin rumbo y tuvo la gran suerte de encontrar a esa buena alma que lo recogió de la calle dándole la posibilidad de encontrar a su familia.

Los gatos negros son como cualquier otro gato, pueden tener suerte y pueden traer experiencias maravillosas a los demás. Ahora más que nunca podemos quitar ese falso mito de que los gatos negros dan mala suerte… ¡Son portadores de suerte! 🙂

¿Tu gato tiene microchip? Déjanos un comentario sobre qué te ha parecido la historia para que podamos leerte