Es importante entender las razones por las que tu gato ha dejado de lado el juego. Para empezar, para los felinos jugar no es solo jugar como lo haría un humano sino que engloba muchas otras funciones relacionadas con el instinto y la caza.

Es una manera que tienen de sentirse vivos ya que corren, escalan, se esconden, saltan etc. Por supuesto, como ventaja secundaria hacen ejercicio y eso hace que se mantengan en forma. ¿Pero qué pasa cuando un felino decide que no quiere jugar? ¿Por qué llega a esa decisión inconsciente?

En este artículo vamos a hablarte de todas las cuestiones que pueden llevar a un gato a dejar de jugar para que puedas entenderlo mejor y conseguir volver a jugar.

¿Tiene que ver la edad con el juego?

Los mejores tips para el cuidado de un gato cachorro

El juego siempre suele estar más arraigado con las edades tempranas quizá por una cuestión de personalidad y también de exploración del mundo. Cuando uno lleva poco tiempo en la Tierra comienza a explorar todo y jugar con diferentes elementos porque le resultan nuevos e interesantes.

Es por eso que con el paso del tiempo un felino puede sentirse más aburrido con ciertos elementos que ya no le parecen tan fascinantes y quizá disminuye el juego. Cuando llegan a la vejez, las energías son menores y comienzan a dormir más dejando de lado el juego que les comienza a resultar demasiado cansado.

Por lo tanto, si tu gato de cachorro jugaba mucho y ha pasado a jugar algo menos, es bastante normal porque se está haciendo adulto. Ya no es un niño sino todo un gato maduro 😉

Sin embargo, tu gato puede dejar de jugar por otras cuestiones que son las que nombraremos a continuación.

Se siente frustrado

Descubre las ventajas de adoptar un gato cachorro, ¡te las contamos!

Cuando jugamos con los felinos en muchas ocasiones se nos olvida algo fundamental y es que no podemos dejarlo siempre con la miel en la boca. Con esto queremos decir que cuando juegas con una caña (que tiene un ratón al final) y comenzamos a hacer que el gato vaya de un lado para otro como si estuviera a punto de cazarlo, pero nunca lo caza, eso resulta frustrante.

Tenemos que mantener un equilibrio y dejar que en ocasiones el felino cace al animal. Cazar al animal, aunque sea metafórico porque son gatos domésticos, quiere decir que consigue atrapar al ratón y se queda con el un tiempo entre sus garras.

Date cuenta que si nunca lo atrapa quiere decir que no es buen cazador y es una desmotivación constante.

Se aburre al jugar

Qué Hacer Si Tu gato Esta Aburrido En Casa? | Terraviva

Volvemos de nuevo a la caza, pero es que todo parte de ahí y es una fuente de información muy valiosa de la cual podemos sacar muchas ideas. Cuando un gato está cazando, se enfrenta a un montón de situaciones diferentes. Eso hace que la caza sea un proceso variado donde tiene que emplear habilidades diferentes dependiendo de la situación.

Si juegas con tu gato siempre con el mismo juguete y siempre en las mismas condiciones, el felino puede aburrirse. Al final, no deja de ser un juego que siempre se repite y no tienen ningún tipo de aliciente.

Es por eso que debes siempre cambiar de juguete. Al menos conviene que tengas 5 juguetes que le gusten a tu gato y los vayas alternando. También debes alternar las habitaciones e incluso puedes inventarte y construir nuevos lugares (con cajas de cartón por ejemplo) para que tu gato sienta que es una experiencia nueva.

Si quieres saber por qué los gatos aman las cajas de cartón, te dejamos este enlace

Quizá simplemente no le apetece jugar

Qué hace el gato cuando se queda solo - webanimales.com

Estamos acostumbrados a pensar que los gatos siempre están dispuestos a jugar y hay ocasiones en las que simplemente no les apetece. Es cierto que la situación suele ser al revés porque los seres humanos nos acomodamos mucho y nos tiende a costar ejercitar, pero también puede pasar al revés.

Quizá eres una persona muy activa y quieres que tu gato también lo sea, pero no parece estar por la labor. Lo mejor en estos casos es ser comprensivo y no presionar al felino porque cada uno tiene una personalidad. No se puede forzar a nadie a hacer algo que no quiere.

Es posible que tenga más tendencia a descansar y le gusta jugar en momentos concretos. Así que lo mejor es jugar cuando esté dispuesto a hacerlo.

No se encuentra bien

Cómo entretener a un gato aburrido | Noti Gatos

Es posible que tu gato no se encuentre bien. En la mayoría de patologías, se suele ver una disminución de la energía lo que lleva a que el gato no juegue y posiblemente no coma. Incluso podría tener una lesión o algún tipo de dolor en alguna articulación. De todas maneras, si percibes que tu gato no juega nunca, parece que está desanimado y sin energías, lo mejor es llevarlo al veterinario para descartar problemas de salud.

Ha vivido una experiencia traumática

Cómo saber si mi gato está aburrido | Noti Gatos

Esto ocurre con todos los seres vivos y es que en ocasiones han podido vivir una experiencia muy mala que les ha dejado un trauma. Para conseguir entender qué ha podido ocurrir hay que analizar su comportamiento y reflexionar sobre si no quiere jugar en general o es solo con cierta persona.

Las causas de una mala experiencia que atormente a tu gato pueden ser infinitas y esto hace que se complique la situación, pero tampoco quiere decir que sea imposible. Analiza qué es lo que le da miedo o qué es lo que evita para que puedas evitar exponerle a eso.

Lo mejor es ir al veterinario y contarle lo que crees que está ocurriendo para que pueda darte consejos personalizados.

¿Conocías estas 5 razones por las que tu gato no juega contigo? Déjanos un comentario para que podamos leerte y si te ha gustado no dudes en compartir el artículo utilizando los iconos de redes sociales inferiores ⬇🐱💚