Quizá esta sea una de las curiosidades habituales que tiene una persona que convive con gatos. ¿Por qué los felinos aman tanto beber agua directamente del grifo? Es una cuestión de postura o de qué se trata.

Pues bien, en este artículo vamos a explicarte a qué se debe que tu gato quiera beber del grifo en vez de beber de un cuenco. Es más sencillo de lo que parece; solo necesitamos comprender la motivación felina detrás de este simple detalle.

Un factor de peso sería la higiene ya que siempre es más limpio beber de un agua que está en movimiento que beber de un agua que se encuentra estancada, aunque nosotros sepamos que el agua del cazo está en perfecto estado.

¿Qué razones motivan a mi gato a beber del grifo?

Los gatos no beben? |

Podemos hablar de 4 razones principales, aunque seguramente se podrían sacar algunas más. Quizá te preguntes por qué es importante saber esta información y es que para nuestros felinos es esencial beber agua.

Necesitamos conocer toda la información posible de este tema para que beban la mayor cantidad de agua posible (de manera natural) y que se encuentren bien hidratados. Para que te hagas una idea, la cantidad óptima que debe beber un gato al día son entre 50 y 80 ml por cada kilogramo.

Sin embargo, como ocurre con los humanos, muchos no llegan ni si quiera a esa cantidad.

1 El agua del bebedero está estancada

Es normal que los gatos tomen agua en exceso? | KienyKe

Sabemos que el agua se la has puesto tú con mucho cariño y se la cambias varias veces al día, lo que hace que el gato beba más que si no se la cambias. Sin embargo, no deja de ser agua en reposo.

Cuanto más cambies el agua, menos aversión les produce beber. Es por eso que adoran beber del grifo porque es agua fresca que está en movimiento. Esto quiere decir que, en efecto, tienes que cambiarle el agua al máximo o dejarle beber del grifo que no pasa nada.

2 Es una cuestión de genes

Gatito Bebiendo Agua Junto Al Río Fondos, Agua, Gato, Agua Imagen de Fondo Para Descarga Gratuita - Pngtreee

Los genes tienen su importancia en la vida y es que los felinos que son salvajes solo beben de aquellas fuentes de agua que están en movimiento. Necesitan ver que el agua fluye para asegurarse que no está contaminada, y por lo tanto, asegurar su supervivencia.

Aunque los gatos domésticos tienen una vida con comodidades, no pueden razonar el hecho de que están en una casa con las necesidades cubiertas. Tampoco razonan que tienen un compañero de vida que les ayuda a sobrevivir.

Es por eso que de manera instintiva, no beben tanto si el agua está estancada ya que su instinto les dice que no puede traer cosas buenas.

3 El agua del grifo tiene propiedades interesantes

Los mejores vídeos de gatos bebiendo agua.

Cuando hablamos de propiedades interesantes, estamos hablando de la frescura que no tiene el agua de un cazo. A todos nos gusta beber un vaso con agua fresca, recién salida del grifo. Sin embargo, si ese vaso lo posamos y bebemos después de unas cuantas horas, ya no apetece tanto porque ha reposado y sabe menos fresca.

Muy probablemente, alguna vez seguro que hemos cambiado el agua para beberla fresca. Esto es lo que los gatos adoran del grifo.

No puedes dar leche de vaca a los gatos por esta razón esencial

4 Quizá el bebedero no está bien

Mi gato no bebe agua: SOLUCIONES - Zona gatos

La localización de los bebederos es importante. Por ejemplo, los felinos tienden a beber menos si el bebedero se encuentra al lado del comedero porque piensan que el agua puede estar contaminada con restos de su comida. Esto es una cuestión de instinto también.

Cuando los gatos cazas, llevan a sus presas lejos del lugar donde beben para que el agua no pueda contaminarse y así tengan ambos recursos en buen estado. Es por eso que los gatos domésticos hacen lo mismo por instinto.

¿Por qué mi gato bebe más de lo usual?

Mi gato no toma agua, ¿Qué puedo hacer? I Purina®

No todo es una cuestión de deshidratación. En ocasiones, un felino puede beber más agua de lo que se recomienda y eso tiene algunas causas.

Puede deberse a que se encuentra en un estado de lactancia por lo que necesita más agua. También puede ser porque la temperatura del hogar está demasiado alta o porque los alimentos son muy secos. Es por eso que se suele recomendar combinar el pienso con las latas de comida húmeda que aportan agua a la dieta.

Otras razones por las que un gato puede beber más agua de lo normal es porque está tomando medicamentos que le aumentan la sed como efecto secundario. También puede deberse a que es un animal muy activo y sale mucho al exterior lo que hace que necesite más agua para reponerse.

De todas maneras, siempre es recomendable acudir al veterinario ante cualquier duda o llamarlo para que pueda, por lo menos, informar sobre la situación.

¿Tu gato ama el agua del grifo también? Déjanos un comentario para que podamos leerte y si te ha gustado no dudes en compartir el artículo utilizando los iconos de redes sociales inferiores ⬇🐱💚