Se tiene la idea errónea de que un gato es un animal que puede sobrevivir a todo cuando en realidad, es todo lo contrario. Los felinos son criaturas que necesitan tener un espacio propio ya que si no, corren el riesgo de estresarse fácilmente. Hay que tener en cuenta que son animales que están muy conectados con su instinto cazador y hay muchos cambios en el ambiente que le pueden resultar estresantes.

Además, el estrés es algo que acaba consumiendo al gato y no solo se queda en su mente. Es por eso que si tiene alguno de estos síntomas es adecuado llevarlo al veterinario para evitar problemas a futuro.

#1 Se aísla de las personas

black and white tabby cat

Si notas que tu gato (que siempre era sociable) evita a las personas y busca aislarse, es porque puede estar sufriendo un problema de estrés. Piensa que es como si tú estás estresado y no quieres que nadie aumente ese estrés por lo que te encierras en tu cuarto. Llévalo al veterinario si ves que está un día entero así o dos días.

#2 Tu gato se acicala en exceso

orange tabby cat in close up photography

Se sabe que los gatos se acicalan siempre mucho porque son muy higiénicos. Sin embargo, si percibes que tu gato se está acicalando en exceso, puedes ser porque esté estresado y lo haga como una manera de soltar estrés. Pueden llegar a provocarse calvas incluso en la piel.

Si te das cuenta de que a tu gato le pasa esto, es posible que algo en el ambiente le esté provocando mucho estrés. No tiene que ser la presencia de un perro sino que pueden ser otras variables como la música alta, haber cambiado la disposición de los muebles etc.

#3 No le apetece comer

white cat on black background

Si tu gato ha comenzado a comer menos puede ser porque algo le haya sentado mal, pero si notas que se prolonga a un segundo día, es bueno llevarlo al veterinario. Cuando un gato deja de alimentarse es porque algo no está bien con su organismo o su mente. Es bueno llevarlo al veterinario cuanto antes porque la inapetencia es un problema muy serio.

#4 Se ha vuelto irascible

brown and white cat on black concrete floor

Si percibes que tu gato está irascible puede ser por problemas de estrés. Una cosa es que estés jugando con él y comience a morderte, pero otra muy distinta es que esté todo tranquilo y tu gato se encuentre molesto e incluso te pueda llegar a bufar. Otro indicativo es que comience a orinar fuera del arenero.

¿Conocías estas 4 maneras de saber si tu gato sufre por estrés? Déjanos un comentario para conocer tu opinión 🙂